Abogados en barcelona de Vázquez&Asociados

 

Abogado en barcelona especialista en malos tratos comenta la siguiente materia:

 

  • 16.11.2010 VIOLENCIA DOMÉSTICA. MALOS TRATOS
  • ¿Debo declarar contra mi marido? La dispensa a declarar ante el Juez por razón de parentesco: novedades jurisprudenciales.

 

El artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal dispensa de la obligación de declarar a “los parientes del procesado en líneas directa ascendente y descendente, su cónyuge o persona unida por relación de hecho análoga a la matrimonial, sus hermanos consanguíneos o uterinos y los colaterales consanguíneos hasta el segundo grado civil”.

 

Esta dispensa, especialmente en los casos de violencia sobre la mujer, ha suscitado gran polémica, habida cuenta del riesgo de “arrepentimiento” que existe entre las víctimas de este tipo de violencia que se arman de valor para denunciar tras sufrir algún episodio en el que intervienen miembros de la policía, pero que, después de pasado el tiempo y en el momento del juicio, pierden esa convicción, ya sea por haber sufrido nuevas amenazas, por presiones del entorno, o simplemente por el estado psicológico en el que se hallan. Ese arrepentimiento es el que provoca que, al amparo de la dispensa del 416 LECrim, las víctimas no sigan adelante con su acusación en sede judicial. No obstante esto, y tal y como expresa el artículo que la recoge, la dispensa no es sólo un derecho de la víctima, sino de los parientes enumerados anteriormente.  

 

La última sentencia del Tribunal Constitucional relacionada con la dispensa del 416 LECrim, la STC nº 94/2010, de 15 de noviembre, analiza las consecuencias que tiene no informar de manera expresa de la existencia de este derecho a aquellos susceptibles de acogerse al mismo. Así, esta resolución parte de un supuesto en que la hija del imputado, testigo de los hechos, declaró en contra de su padre, confirmando así la versión dada por la madre en calidad de víctima, que además se había constituido como acusación particular en el proceso.

 

Pues bien, la Audiencia Provincial de Barcelona, tras comprobar que ni la madre ni la hija habían sido expresamente informadas del derecho a no declarar en virtud de la dispensa del 416 LECrim, decidió no tener por realizadas sendas pruebas testificales. Dicha decisión fue recurrida por la víctima.  

 

Así con ello, y en base a lo anteriormente expresado, podríamos resumir las conclusiones de la sentencia del Tribunal Constitucional respecto a esta cuestión, en los siguientes puntos:  

 

- El Tribunal apoya la decisión de la Audiencia en cuanto a que se confirma que la existencia de la dispensa debe ser informada de manera expresa y que, de no ser así, las declaraciones efectuadas en desconocimiento de ello pueden darse por no realizadas, esto es, conlleva la nulidad de las mismas.  

 

- La mera pregunta de si se desea declarar no incluye esta información.  

 

- Debe informarse tanto en sede policial como judicial, tanto en el Juzgado instructor como en Plenario, donde, en virtud del artículo 707 LECrim, deberá también informarse a la persona de la citada dispensa.  

 

- El hecho de declarar no supone una renuncia tácita al derecho de no hacerlo en fases posteriores.  

 

- En el caso de la madre, y de manera más abstracta, en aquellos casos en que exista una denuncia voluntaria - la víctima acude a la Policía y no al revés - y lo que el Tribunal califica como “una espontánea actitud procesal” (esto es, que de la actuación de la víctima se desprenda claramente la voluntad de efectuar una acusación, declarando y llevando a cabo cuantas acciones sean necesarias para ello) no procederá la nulidad de las declaraciones, por cuento ello supondría una consideración desproporcionada y alejada del principio de tutela judicial efectiva, que es precisamente lo que se pretende salvaguardar.  

 

Así con ello, parece que el 2010 se cierra ofreciendo un nuevo instrumento para la defensa que, le pese a quien le pese, no es ni más ni menos que un refuerzo a la tutela judicial efectiva y, ante todo, al deber de información para con el ciudadano en lo que a derechos se refiere.