Abogados en barcelona de Vázquez&Asociados  pone a su disposición abogados especialistas en delitos de  alcholemias.


Abogados especializados comentan la siguiente materia: 

 

03 Enero 2008

 

DELITO DE ALCOHOLEMIA

   En fecha 01 de Diciembre de 2.007, se publicó en el Boletín Oficial del Estado, la modificación parcial del Código Penal en materia de Seguridad vial  que entró en vigor el día 02 de Diciembre de 2007. En el presente comentario, nos centraremos en el análisis de las particularidades de la nueva redacción del artículo 379 del Código Penal en materia de alcoholemia.

 

1.- Elementos Configuradores de la figura delictiva:

 

   Dicho artículo antes de su modificación decía:

 

“Artículo 379:    El que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses y, en su caso, trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.”

 

   La actual redacción es muy parecida a la anterior:

 

“Artículo 379: 1. El que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días y , en cualquier caso, a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

2.- Con las mismas penas será castigado el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa del alcohol en aire espirado superior a 0,60miligramos por litro o con una tasa del alcohol en sangre a 1.2 gramos por litro. “.

 

   Si observamos atentamente y comparamos la redacción del art. 379 antes y después de la reforma, comprobaremos que el apartado 2 coincide, en cuanto al hecho delictivo, con la redacción anterior. A saber: “el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas”.

 

   Así, teniendo en cuenta que  el artículo 20 del Reglamento General de la Circulación  (Real Decreto 1428/2003 de 21 de noviembre), fija el límite de la tasa de alcohol en 0,25 miligramos por litro de aire espirado y ésta no ha variado, lo que nos encontramos con la nueva redacción a diferencia de la anterior, es que antes se tenía que probar,en todos los casos, que el alcohol afectaba a la conducción (bajo la influencia), que es lo que dice el primer apartado del número 2 de dicho artículo,  y ahora tras la reforma, es delito también conducir con  una tasa de alcohol por aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro ("En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60miligramos por litro..") 

 

   No debemos ocultar que en la práctica una infracción de tráfico, más el hecho de  haber dado una tasa de alcohol superior a 0,25 miligramos por litro de aire espirado, junto con un informe de la policía describiendo el estado del conductor, ha sido suficiente para muchos juzgados, (a pesar de que dichos informes policiales casi siempre han sido esteriotipados con los mismos signos observados para todos los conductores), como prueba suficiente para condenar al conductor por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Hay que resaltar también, que otros juzgados han venido exigiendo un grado superior de prueba para condenar a una persona por el delito que comentamos.

 

   Actualmente tras la reforma penal, si un conductor en un control preventivo de la policía, da una tasa de alcohol superior a 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado,  habrá cometido un delito de alcoholemia aunque su consumo no le influya en la conducción, no haya cometido infracción de circulación alguna y sin que sea necesario que presente síntoma alguno de hallarse bebido o sin la suficiente capacidad para conducir. 

 

 

2.- Las penas que prevé la nueva regulación del delito.

 

   En cuanto a las penas previstas en el Código Penal para castigar estas conductas, a simple vista parecen las mismas que antes de la reforma. Sin embargo, en la actualidad los profesionales del derecho no sabemos cual va a ser el criterio interpretativo de nuestros Tribunales respecto a la penología ya que el legislador, una vez más, ha redactado las consecuencias del delito de forma poco comprensiva y con demasiadas posibilidades de interpretación.

 

   Así, las penas que prevé la actual redacción del Código Penal son las mismas que antes de la modificación. A saber:  Pena de prisión de Tres a Seis meses; Multa de Seis a Doce meses; Trabajos en Beneficio de la Comunidad de Treinta y uno a Noventa días; Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno hasta cuatro años.

 

   Mas, vayamos por partes.

 

   Toda vez que el precepto separa con una “o” la pena de prisión de tres meses a seis meses de la pena de multa de seis a doce meses, tanto antes de la reforma como ahora, hemos tenido claro que una pena era alternativa de la otra, es decir, que no se imponían acumuladamente, sino que se imponía la de prisión o alternativamente la de multa, nunca ambas a la vez.

 

   Por otro lado, teníamos claro y lo seguimos teniendo ahora, que con independencia de si la pena era de prisión o era de multa, se imponía siempre la privación del derecho a conducir vehículos a motor o ciclomotores, puesto que la disposición normativa dice y decía, “ y en cualquier caso”.

 

   La pena de Trabajos en Beneficio de la Comunidad, no solía imponerse nunca, toda vez que la anterior redacción señalaba  "y, en su caso", tras establecer la pena de multa. Actualmente se ha sustituido esta expresión por la “y”  que de alguna forma implica según mi criterio, que junto con la pena de  multa se debe imponer esta pena de Trabajos en beneficio de la comunidad, pero no junto con la pena de prisión, ya que ésta está separada por una “o” con la de multa y con una “y”  con la de trabajos en beneficio de la comunidad. Sin embargo, ya hemos leído escritos de acusación del Ministerio Fiscal, que no compartiendo la tesis aquí sostenida, piden junto con la pena de prisión la pena de trabajos en beneficio de la comunidad. A mayor abundamiento, sostenemos que si el legislador hubiera querido que la pena de trabajos en beneficio de la comunidad se impusiera siempre, tanto si la pena principal era la de prisión como si era la de multa, hubiera utilizado la misma expresión que para el supuesto de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores, donde el precepto dice “y, en cualquier caso”. Tendremos que esperar sin embargo,  a que sean los Tribunales quienes aclaren esta deficiente redacción del legislador.

 

   Pero por si todo esto fuera poco, hay que advertir, que en las grandes ciudades como Barcelona por ejemplo, es difícil que se puedan cumplir las penas de trabajos en beneficio de la comunidad, ya que no existen puestos suficientes para su cumplimiento, de modo que una vez más, parece que el legislador ha dictado una norma más de cara a la galería que a los fines propios del derecho penal.

 

   Si ya le hemos horrorizado bastante con lo que se le ha expuesto hasta ahora, permítanos que le comentemos, que las penas de trabajos en beneficio de la comunidad, según el artículo 49 del Código Penal, no pueden imponerse sin el consentimiento del penado, pues no es constitucional condenar a alguien a trabajos forzados, por suaves que estos sean. Así pues, si una sentencia condena también a la pena de trabajos en beneficio de la comunidad y el penado manifiesta que no desea que se le imponga este tipo de pena, pues no la cumplirá y ya está.